Prótesis auditivas

Las prótesis auditivas funcionan captando el sonido y aumentando su volumen.

Older couple sitting together

¿Qué es una prótesis auditiva?

Las prótesis auditivas captan el sonido, aumentan su volumen y a continuación lo envían por el conducto auditivo, a través del oído medio hasta el oído interno, donde están los nervios auditivos.

¿A quién pueden ayudar?

Las prótesis auditivas son muy útiles para las personas con hipoacusia de leve a moderada causada por:

  • Daños a las células sensoriales provocados por el envejecimiento normal
  • Exposición a ruido muy alto
  • Reacciones a medicamentos
  • Lesiones en la cabeza
  • Factores genéticos (heredados de algún miembro de la familia).

¿Cómo funcionan?

Las prótesis auditivas amplifican los sonidos. Hay muchos tipos y estilos de prótesis auditivas para elegir, pero todos tienen componentes similares:

  • Una pila diminuta que suministra energía a la prótesis auditiva
  • Un micrófono que capta los sonidos
  • Un amplificador que aumenta el volumen del sonido
  • Lesiones en la cabeza
  • Un altavoz que envía el sonido amplificado al oído externo.

Algunas prótesis auditivas tienen un procesador digital que puede ayudar a anular la retroalimentación (pitidos) o a modificar el sonido para que suene mejor.

Con ayuda de un especialista de la audición, puede conseguir una prótesis auditiva adaptada específicamente a:

  • Su nivel de hipoacusia
  • La forma de su oído
  • Ajustes de sonido habituales como para la clase, los restaurantes o para escuchar música.

¿Cuáles son los beneficios de una prótesis auditiva?

Muchas personas con prótesis auditivas informan de que éstas:

  • les ayudan a oír y entender mejor el habla en la mayoría de situaciones
  • les permiten participar en situaciones de grupo y reuniones
  • les ayudan a oír los sonidos suaves o ligeros que no podían oír desde que tienen hipoacusia.

¿Qué pasa si mi audición empeora?

Hay equipos especiales disponibles que interconectan con dispositivos o entornos acústicos habituales optimizando su experiencia auditiva. Estos dispositivos de asistencia auditiva (ALDs) pueden usarse con algunos tipos de prótesis auditivas, o con dispositivos Cochlear™ Baha®, Nucleus® o Hybrid™. Muchos de ellos pueden usarse independientemente de estos dispositivos auditivos, por ejemplo para personas con audición normal o con hipoacusia leve. Los ALDs pueden ayudarle en las situaciones siguientes

  • Conversaciones telefónicas: los ALDs pueden acoplarse a los teléfonos para amplificar los sonidos del auricular, o pueden conectarse directamente o de forma inalámbrica (utilizando la telebobina) a productos auditivos de Cochlear
  • Escuchar música: los ALDs pueden conectar reproductores de música o incluso el sonido de los teatros con equipamiento especial directamente a productos auditivos de Cochlear
  • Ver TV
  • Conferencias en aulas
  • Oír los sistemas para dirigirse al público
  • Y en muchas otras situaciones cotidianas.