Mando a distancia CR230

Nucleus 6 Remote Assistant
  • No utilice su mando a distancia si se calienta más de lo normal. Notifíqueselo inmediatamente a su especialista clínico.
  • Para cargar el mando a distancia, utilice únicamente dispositivos de carga suministrados por Cochlear.
  • No introduzca el mando a distancia en ninguna parte de su cuerpo (p. ej., en la boca).
  • No enrede su procesador de sonido, bobina ni codo con máquinas ni joyas (p. ej., el codo con los pendientes).
  • No use su mando a distancia de ninguna forma que pudiera restringir sus vías respiratorias (p. ej., no lleve el cable USB alrededor del cuello).
  • No use su mando a distancia mientras conduce.
  • No use ni guarde el dispositivo en zonas sucias o polvorientas, a temperaturas muy elevadas ni muy bajas (p. ej., no lo deje expuesto a la radiación solar directa, detrás de una ventana ni en un coche durante mucho tiempo).
  • Tenga cuidado al colocar el mando a distancia en una bolsa o bolsillo donde haya otros objetos que podrían rayar la pantalla. Puede utilizar las láminas protectoras a la venta para proteger la pantalla del mando a distancia de sufrir arañazos.
  • Proteja su mando a distancia en los entornos donde una humedad y suciedad excesivas pudieran dañarlo.
  • Mantenga seco su mando a distancia.
  • Utilice únicamente un paño suave y seco para limpiar la superficie de su mando a distancia.
  • No utilice electrodomésticos para secar el mando a distancia.
  • No doble ni comprima la pantalla del mando a distancia.
  • No aplique demasiada fuerza al conectar o desconectar el cable USB o al utilizar las teclas del mando a distancia.
  • No desmonte, deforme ni sumerja en agua el mando a distancia. Si no funciona, entrégueselo a su especialista clínico. Si lo abre, la garantía perderá su validez.
  • No intente sacar la pila. La pila solo debe sacarla el personal de mantenimiento.
  • Deseche los componentes eléctricos de acuerdo con las normativas locales.
  • Si usa un ordenador para cargar su mando a distancia, asegúrese de que éste lleve la marca establecida por las normas de su país que indica que el ordenador cumple el estándar de seguridad IEC 60950 para los equipos de tecnologías de la información.
  • No se permite realizar ninguna modificación en este equipo.