Cochlear cumple 30 años: el sonido del éxito

Septiembre de 2012

Durante 30 años, Cochlear™ ha ayudado a niños y adultos que padecen hipoacusia a conectarse a un mundo de sonido

En 1982, McDonald’s introdujo los Chicken McNugget… una película acerca de un niño solitario que entabla amistad con un extraterrestre apodado E.T. se convirtió en el mayor éxito de taquilla registrado hasta el momento… en Japón se vendió el primer reproductor de CDs... el Hombre del año de la revista Time fue el ordenador… y Cochlear™ estableció su sede en Sídney (Australia) e inició el camino en su compromiso de ayudar a las personas a oír ahora y siempre: ‘Hear now. And always.’

Cochlear está orgullosa de haber seguido desarrollando el trabajo pionero del profesor Graeme Clark que, tras observar la dura lucha de su padre contra los efectos de la sordera, se dedicó a buscar una solución que permitiera recobrar la audición. En 1978, a pesar del profundo escepticismo de mucha gente (incluidos algunos colegas cirujanos especialistas en otorrinolaringología), un equipo interdisciplinar colaboró con Clark para desarrollar el primer implante coclear, y se realizó la primera intervención quirúrgica de “oído biónico” implantable multicanal. Cuatro años más tarde, Cochlear comercializó la primera generación del sistema de implante coclear Nucleus®.

“Cuando inventé el implante coclear multicanal, quería ayudar a las personas con hipoacusia,” nos comenta el profesor Clark. “No puedo imaginarme ninguna otra tecnología que haya operado un cambio tan profundo en la vida de las personas. No obstante, aún hay muchos millones de personas de todas las edades en todo el mundo que podrían beneficiarse de un implante coclear. De alguna manera es el secreto mejor guardado en medicina... pero desearía que no fuera así.”

Además de nuestro innovador historial en tecnología de implante coclear, también somos los líderes del mercado en conducción ósea, así como pioneros en soluciones auditivas electroacústicas. Todo empezó en los años 60 en Suecia con el descubrimiento de que el titanio, con el tiempo, se integra perfectamente en el hueso que lo rodea.  Este descubrimiento desencadenó una larga serie de investigaciones y pruebas clínicas que comenzaron en el ámbito de los implantes dentales y pronto se concentraron en el desarrollo de soluciones auditivas implantadas de conducción ósea. En 1977, el Dr. Anders Tjellström y el profesor Per-Ingvar Brånemark realizaron el primer implante auditivo Baha®. A partir de este primer paciente, Tjellstrom ha trabajado sin descanso para devolver la audición a miles de personas de todo el mundo.

Pero en el mundo hay más de 270 millones de personas que padecen hipoacusia entre moderada y profunda en ambos oídos. Se espera que esta cifra crezca debido al envejecimiento de la población y al continuo aumento de la esperanza de vida. Con sus tres décadas de innovación en procesadores de sonido, electrodos, implantes, servicios y accesorios, Cochlear puede ayudar a las personas que padecen hipoacusia conductiva, neurosensorial, mixta o pérdida neurosensorial profunda unilateral (sordera unilateral). Si se combina esta experiencia con ingenieros, audiólogos y cirujanos consagrados a su labor, así como con nuestro compromiso para investigar y desarrollar soluciones, el resultado es que estamos en una situación inmejorable para concentrarnos en un objetivo: ayudar a las personas a oír ahora y siempre: ‘Hear now. And always.’

“El futuro se presenta muy emocionante” comenta el profesor Clark. “Si seguimos avanzando tecnológicamente alcanzaremos un punto en el que la mayoría de las personas con una hipoacusia considerable será capaz de oír de forma tan efectiva como las personas con audición ‘normal’.”

Consultas de los medios

Fanny Hayes
Director de Marketing y de relaciones con los pacientes

fhayes@cochlear.com
Tel: +33 811 111 993